“En una palabra, Molalissa es Color”

En nuestro nuevo post tenemos el honor de entrevistar a una de las profesionales extremeñas con más proyección de futuro en el mundo de la moda española, la empresaria Nines Crespo.

El año pasado pasado surgió de una idea, de un sueño, Molalissa, una manera diferente de entender la moda y la relación que existe entre ella y la persona que la consume. Un concepto único detrás del cual hay toda una filosofía, no solo empresarial, sino de vida, emocional y empática.

Y qué mejor modo de conocer Molalissa, lo que es, lo que defiende, lo que siente… que en palabras de su propias creadora.

Raúl Gallego: Buenos días Nines, en primer lugar, gracias por recibirnos. Recientemente te has embarcado en un apasionante proyecto que está dando mucho que hablar y nos gustaría compartirlo con todos, de modo que, vamos a conocer un poco mejor Molalissa.’

  • Raúl Gallego: ¿Qué es Molalissa?

Nines Crespo: Si la tuviera que definir en una palabra Molalissa es Color. Es la única tienda en España dedicada a la venta de prendas de vestir femenina (de momento) especializada en moda y color. Con un par de características clave todas nuestras prendas están fabricadas en España y de ellas una gran mayoría están diseñadas y fabricadas en Extremadura.

R.G. ¿Por qué decides hacer del color el protagonista de tu marca?

N.C. Fácil, porque todo lo que nos rodea es color y sin embargo no sabemos nada de ellos.  Los aprendemos, los distinguimos, pero ¿Sabemos lo que transmitimos con ellos? No siempre es acertado el color que elegimos para determinadas ocasiones y eso lo hace el desconocimiento.  Vivimos en un mundo en el que la información es poder.

  • R.G.: ¿En qué momento dices, ahora sí, me lanzo a la piscina?

N.C. En el momento en que decidí que un sueño tenía que dejar de serlo para convertirse en un proyecto. Y para eso solo hacía falta ponerle una fecha, el 2 octubre de 2017

  • R.G.: ¿Cómo nace Molalissa? Es decir, ¿cuáles son tus primeros pasos?

N.C. Molalissa nace una necesidad personal de encontrar una camisa roja y lisa que nunca encontré. Durante tres años estuve leyendo, estudiando e investigando sobre colores.  Y mientras hacía eso buscaba fabricantes españoles, diseñadores y talleres extremeños, el camino estaba empezando

  • R.G. Ahora que tienes tu propia empresa ¿Qué es para ti la moda?

N.C.  En función de cómo entendamos moda. No me gusta pensar que es la tendencia que nos marcan y que hay que seguir si o si, más bien prefiero pensar que es un amplio abanico en el que podemos ir combinando prendas según nuestro capricho o necesidad. La moda tiene que hacernos sentir bien con nosotros mismos y vernos guapas.

  • R.G. ¿Qué debe tener la moda que encontramos en Molalissa?

N.C. –Para mí es fundamental saber de dónde vienen las prendas que yo ofrezco a mis clientas. Saber que la persona que las haya cosido esté trabajando con unas condiciones dignas, no me vale la moda a cualquier precio. Deberíamos ser todos un poquito más responsables a nivel social.

  • R.G. ¿Tienes algún producto estrella?

N.C. Claro que si, mis camisas Molalissa, diseñadas y fabricadas en Extremadura por extremeños. Con una calidad de 100% algodón en ocho colores rojo, azul, amarillo, verde, naranja, violeta, blanco y negro

  • R.G. ¿Es difícil empezar de cero o crees que al estar “de moda la moda” se allana el camino?

N.C.  Empezar de cero es complicadísimo. Si a eso le añades que yo no pertenecía a este mundo y nadie me conocía, que la competencia es muy fuerte, tanto por las grandes cadenas como por el mercado asiático, y que los impuestos y gastos que conlleva abrir un negocio son demasiado altos, el resultado si es difícil pero no imposible

  • R.G. ¿Cómo reacciona la gente ante este concepto de marca?

N.C. Cuando entran en Molalissa la mayoría se sorprende para bien con la estética de la tienda. Otras entran a ver y curiosear porque tanto color llama mucho la atención y casi todas preguntan si somos una franquicia. Al final la gente sale sonriendo y diciendo “que bonito, que original”. Estamos tendiendo una buena acogida.

  • R.G. De algún modo, ¿dirías que esta filosofía del color que trabajas podría, incluso, ayudar a las personas?

N.C. Por supuesto, esto no es un cuento que alguien se ha inventado para ganarse un dinerillo. Hay muchos estudios, investigaciones que han demostrado científicamente como hay colores que en función de nuestro estado anímico debemos ponernos o no, y como esto puede ayudarnos en nuestro día a día.

  • R.G. Y, si no estamos mal informados, Molalissa tiene un evento mensual en el que acercas los colores a vuestras clientas ¿No es así?

N.C. No solo a nuestras clientas, “Café entre Colores” es una conversación entre un grupo de diez u once personas que hacemos en nuestras instalaciones. Digo conversación porque no me gusta que sea un monólogo, todo el mundo participa, por eso los grupos son reducidos. Aquí es donde hablamos de qué transmitimos con cada color o de posibles combinaciones entre ellos. Es el mejor momento de Molalissa que recomendamos a todos, chicos y chicas.

  • R.G. ¿Ha llegado Molalissa a convertirse en un sueño hecho realidad?

N.C. Claro que si, los sueños con trabajo e ilusión se cumplen.

  • R.G. ¿Quién ha sido tu mayor apoyo en esta aventura?

N.C. En casa todos se volcaron con la idea y cada uno aportó su granito de arena. Antonio, mi marido, sin duda ha sido el que más ha estado ahí.

Aunque también tengo mis apoyos fuera y cuento con gente que creyó en mi idea desde el principio y que me han ayudado. Siempre les estaré agradecida.

  • R.G. Hemos podido verte en diversos eventos del mundo de la moda desfiles, pop ups, exposiciones, tv, etc… ¿Cuán ha sido, hasta la fecha, el evento más especial para ti?

N.C. Pues quizás el más especial fue el desfile que hicimos a favor de la Asociación Oncológica de Extremadura, por todo lo que representaba. Era mi primer desfile y era para ayudar a otros, y yo siempre he dicho que poder ayudar a otros es un privilegio.

  • R.G. ¿Cómo de importantes crees que son estos eventos?

N.C. Todo lo que te ayude a que las personas conozcan tu trabajo es importante, independientemente de que saques beneficio económico o no. Es necesario salir a la calle, que te vean, que le pongan cara a tu marca. Las redes sociales, aunque imprescindibles hoy en día, no van a conseguir que llegues a todos.

  • R.G. Además formas parte de una asociación de moda ¿no es así? ¿En qué consiste realmente?

N.C. Sí, a la “Asociación de Moda y Sostenibilidad de Extremadura”. Es un grupo de personas que nos hemos empeñado en que Extremadura suene también a moda y no solo a monumentos, manjares extraordinarios o paisajes de película. Queremos enseñar al mundo que en Extremadura se cose y se cose muy bien, que nuestras prendas no tienen nada que envidiar al resto. Solo necesitamos que los órganos competentes nos escuchen, nos hagan caso y nos echen una mano.

  • R.G. ¿Qué significa para ti formar parte de ella?

N.C. A mí me abrió las puertas a conocer a muchos profesionales del sector. Y realmente si queremos llegar a algún sitio tiene que ser unidos y promoviendo un bien común.

  • R.G. ¿Encuentras apoyos entre el resto de marcas diseñadores de Extremadura?

N.C. Bastante, todas las marcas que pertenecen a la Asociación están siempre dispuestas a echar una mano al compañero que lo necesite ya sea información, eventos, otros profesionales, etc

  • R.G. ¿Hay algún proyecto en marcha del que podamos saber algo?

N.C. Siempre hay proyectos en marcha. Desfiles para la próxima temporada de invierno, algún programa en Canal Extremadura, pero todo está pendiente de confirmar por lo que no deberíamos adelantar nada.

  • R.G. Este camino que llevas recorrido hasta ahora, ¿Te da fuerzas para seguir luchando?

N.C. ¡Como no! Creo que llegar hasta aquí ha sido un gran logro, pero queda lo más difícil, que el público crea en el producto.  Una venta al día, una clienta satisfecha, una explicación de lo que hay en la tienda a alguien que solo quiere saber, te da fuerzas para seguir trabajando con los colores y la moda.

Muchísimas gracias Nines por compartir con nosotros esta maravillosa aventura. Te deseamos lo mejor porque es un proyecto cargado de buena energía y optimismo. Y a todos os recomendamos que os paséis por la calle Manos Albas, 8, 06800 Mérida, (Badajoz) a conocer personalmente un trabajo tan delicado y con tanta pasión detrás.

Después de conocer Molalissa será imposible volver a ver los colores como hasta ahora.

No es perdáis día a día las novedades en sus redes sociales, Molalissa en Facebook y en @Molalissa en Instagram